Bobby Fischer: El camino a la gloria (Candidatura 1971)

Bobby Fischer, el genio americano que rompería con la hegemonía soviética.En algún otro artículo les conté mi afición por esos episodios deportivos que interactúan con la historia. Que modifican su rumbo –o por lo menos lo intentan–, o que simplemente son el reflejo de una época, de maneras de pensar, de vivir, y no sólo con respecto al deporte. Más allá del debate sobre si el ajedrez es o no un deporte, esta historia es una de las que mejor pinta la segunda mitad del siglo XX. Enmarcada en los años de la Guerra Fría, y con un protagonista genial, impredecible y alienante como Bobby Fischer, la historia describe su ascenso a la cúspide del ajedrez mundial. Un reflejo de los años ’70 y la paranoia recíproca entre los bloques Este y Oeste.

Para las generaciones que no conozcan su leyenda, Bobby Fischer fue uno de esos prodigios que sólo aparecen cada 50 o 100 años. Con sólo 14 años se había consagrado como el campeón de EE.UU. más joven de la historia (aún lo sigue siendo), un título que repitió 8 veces. Con 15 años fue el jugador más joven en alcanzar el título de Gran Maestro. Nacido en 1943, a los 28 años mostraba ya unos rasgos de madurez que lo convertían en uno de los más principales candidatos a disputar del título del ruso Boris Spassky, vigente Campeón del Mundo de Ajedrez.

icon_daughts
INTERZONAL (Palma de Mallorca, España – noviembre/diciembre 1970):
Después de 18 meses de aislamiento autoimpuesto, Fischer inició su camino a la cúspide en el Interzonal de Palma de Mallorca. Para tener chances de disputar el Torneo Candidatura, Fischer debía terminar entre los 6 primeros del torneo. En un extenuante Round Robin (todos contra todos) contra los mejores jugadores del mundo. No sólo logró la clasificación si no que se impuso por un enorme margen de 2½ puntos sobre el segundo, el danés Bent Larsen. Lo hizo ganando las últimas 7 partidas, una verdadera hazaña considerando el calibre de los oponentes.
A la par de su madurez como jugador Fischer, también mostraba destellos de la personalidad conflictiva que la acompañaría toda su vida. Junto con su prestigio, las exigencias que presentaba para participar cualquier competición crecían exponencialmente, sin importarle quién tuviera enfrente. En su libro “Endgame” (2011), Frank Brady, quien tal vez sea el biógrafo más autorizado del explosivo Fischer, cuenta que en un torneo en Montecarlo se negó a posar para la foto oficial con el Príncipe Rainiero, y al recibir el sobre que contenía su premio en efectivo de manos de la Princesa Grace, antes de saludarla extrajo los billetes y se puso a contarlos delante de ella.
Fischer también se había enfrentado con las autoridades de la FIDE (Federación Internacional de Ajedrez, por sus siglas en francés) por el formato de el torneo Candidatura, que se disputaba en formato Round Robin. Para Fischer, el sistema favorecía a los jugadores soviéticos, la mayor potencia del momento, y de quienes sospechaba (y está mayoritariamente aceptado que con cierta razón) que arreglaban partidas para perjudicarlo. Fischer se salió con la suya y logró que el torneo se disputara en formato de matches eliminatorios, incluyendo a los 6 primeros del interzonal, más los rusos Tigran Petrosian (perdedor del último match por el título) y Viktor Korchnoi, (finalista del último Candidatura).
icon_daughts
FISCHER – TAIMANOV (Vancouver, Canadá – mayo 1971):
Mark Taimanov, brillante jugador ruso que sufriera la ira del poder soviético por su estrepitosa caída.El primer rival de Fischer (28) en el Torneo Candidatura sería el también ruso Mark Taimanov (45), 5to en el Interzonal de Palma y jugando el mejor ajedrez de su vida. El ruso no sólo era excelente ajedrecista si no que también había incursionado en periodismo y, junto con su esposa, eran famosos concertistas de piano. Algo así como una celebridad para los estándares soviéticos. El match se llevaría en a cabo mayo de 1971 en el Campus de la Universidad de British Columbia en la ciudad de Vancouver, Canadá. En plena época de Guerra Fría, el match tendría connotaciones ideológicas que irían más allá del ajedrez.

Taimanov llegaba y asistido por el ex-campeón Mikhail Botvinnik, tres Grandes Maestros y en general el aparato burocrático de la Unión Soviética. Botvinnik puso a su disposición un archivo de todas las partidas de Fischer que él mismo había preparado para enfrentarlo en su encuentro frustrado de 1970. También, a pesar de los deseos de Taimanov, vetó la inclusión del Gran Maestro Mikhail Tal, amigo de Taimanov, suponiendo que su predisposición a la bebida iba a perjudicar los usualmente prolongados análisis nocturnos de las partidas. Además, los soviéticos no veían con buenos ojos que Tal se hubiera divorciado tres veces.

Fischer, por el contrario, llegaba casi solo. Había tratado de contar con el Gran Maestro Larry Evans, pero éste se había negado debido a dos exigencias de Fischer: que durante el match se abstuviera de practicar periodismo y que viajara sin su mujer. Finalmente, quien asistiría a Bobby Fischer sería el Coronel Ed Edmondson, ex-Fuerza Aérea, y Director de la U.S. Chess Federation.
El match se jugaría a un máximo de 10 partidas y el ganador sería quien sumara 5½ puntos. Algunos pronosticaban un resultado cerrado. Mikhail Tal, por ejemplo, había arriesgado un resultado de 5½–4½ a favor del Fischer. Sin embargo, el match se decidió rápidamente por un contundente 6 a 0 para el americano, una hazaña sin precedentes entre jugadores de este nivel.
David Edmonds y John Eidinow en su libro “Bobby goes to war” (2004), ponen el resultado en perspectiva: “Tipicamente estos matches terminan con un resultado de 6 a 4, con 8 empates, por ejemplo” (los resultados de los otros matches fueron Larsen-Uhlmann 5 ½ a 3 ½, Korchnoi-Geller 5 ½ a 2 ½, Petrosian-Hubner 4 a 3 (ab), Petrosian-Korchnoi 5 ½ a 4 ½).
Sumadas a las 7 últimas victorias de Palma, Fischer ya llevaba 13 partidas invicto, sin ningún empate y contra los mejores tableros del mundo. Edmons y Eidinow también cuentan pormenores interesantes del match, como la frase del abatido Taimanov hacia Fischer al perder la última partida: “Por lo menos aún me queda la música”. Lo que Taimanov no sabía es que no le quedaría ni la música: el poder soviético, indignado porque Taimanov no logró ni siquiera empatar una partida, le revocó su permiso para competir en el exterior, le retiró el apoyo económico que recibía regularmente y le prohibió escribir artículos y realizar conciertos, virtualmente poniendo fin a su carrera, condenándolo a la pobreza e incluso afectando su matrimonio. Así de serias se ponían las cosas detrás de la Cortina.
icon_daughts
FISCHER – LARSEN (Denver, EE.UU. – julio 1971):
Bent Larsen, el gran jugador danés que luchó en soledad contra la hegemonía soviética en los '60.El siguiente rival de Fischer sería el danés Bent Larsen, quien había sido el único jugador capaz de dar batalla a la hegemonía soviética durante la década anterior. Larsen le había ganado a Fischer dos veces y éste lo consideraba “un poco más fuerte de espíritu”. El match se jugó en julio de 1971 en Denver y en medio de una intensa ola de calor que hizo estragos en el danés: “No podía ni dormir”, diría después Larsen. “Hacía tanto calor que a la gente que trabajaba en oficinas le permitían quedarse en sus casas”. Para llevar algo de alivio a los soviéticos, el resultado fue otro 6 a 0 para Fischer. La leyenda de Fischer se agigantaba: el presidente de EE.UU. Richard Nixon le escribía para felicitarlo por sus 19 victorias consecutivas sin empates. “Algo así como ganar Wimbledon sin perder un solo game”, nos ilustran Edmons y Eidinow.
icon_daughts
FISCHER – PETROSIAN (Buenos Aires, Argentina – septiembre/octubre 1971):
Tigran Petrosian, único jugador en derrotar a Fischer en el camino at match por el título.El match que decidiría el candidato para enfrentar a Spassky se jugaría en septiembre-octubre en el Teatro San Martín de Buenos Aires, Argentina. El rival de Fischer era el ruso Tigran Petrosian, vencedor del también ruso Korchnoi. Fischer y Petrosian se habían enfrentado 18 veces con 3 victorias para cada uno y el resto empates. La expectativa por el match, pactado a un máximo de 12 partidas, naturalmente era enorme. Las entradas se ponían a la venta a las 9 de la mañana (las partidas empezaban a las 5 de la tarde) y la gente hacía largas colas para conseguirlas. Se estima que a cada partida asistían unas 1.500 pesonas.

Antes del inicio del match, los dos jugadores se mostraban confiados. Petrosian le decía a la prensa que confiaba en ganar el match antes de la duodécima partida y que el juego de Fischer no lo había impresionado. El americano era más gráfico: “Soy el mejor del mundo y estoy aquí para probarlo. Esperé 10 años este momento pero fue postergado por las maniobras de los rusos. Voy a partir de Buenos Aires antes del la 12ma. partida”.

Edmons y Eidinow aportan más datos de color: en una carta de fecha incierta, Fischer después confesaría que antes del match estaba nervioso, pero se calmó un poco al ver lo asustado que se veía el ruso. Al parecer, hasta su expresión era insoportable para Fischer. Los dos compartían el mismo hotel, en distintos pisos, pero Fischer pidió que lo mudaran porque no soportaba ver la cara de tristeza del ruso cada vez que se lo cruzaba en el ascensor.
El match se puso en marcha y Fischer ganó la primera partida. Pero las ilusiones de otro 6-0 se esfumaron inmediatamente. En la segunda partida Fischer se veía enfermo y no jugó bien, ofreciendo su rendición. Petrosian había logrado algo que tras 9 meses y 20 partidas nadie había conseguido: ganarle una partida a Bobby Fischer. La gente gritaba ¡Tigran! ¡Tigran! y sólo el personal de seguridad impidió que levantaran en andas al exultante ruso.
Tras una serie de empates, Fischer ganaría las 6ta. y 7ma. partidas. Y seguro de que había llegado su hora, el genio americano declaraba confiadísimo: “Voy a destronar a Spassky”. Fischer también ganaría las dos siguientes partidas (4 consecutivas), con más de 10.000 personas en el teatro y alrededores, algo nunca visto ni siquiera en Rusia.
Fischer había ganado 5 partidas, empatado 3 y perdido 1, con un score final de 6½ a 2½, para redondear un impresionante 18½ a 2½ en el Candidatura. “Pienso que el ego de Petrosian se derrumbó después de la 6ta. partida”, diría Fischer. “Después de la 6ta. partida Fischer realmente se convirtió en un genio”, avalaría el ruso. “Yo, por el contrario, estaba exhausto, o algo más ha sucedido, pero las últimas 3 partidas ya no fueron ajedrez”.
Fischer se escapó del teatro con su amigo el internacional argentino Miguel Angel Quinteros y festejó jugando al bowling hasta las 3 de la mañana. Una nueva carta de Nixon. Fischer estaba a un paso de la gloria.
Like this on Facebook
La crónica del match Bobby Fischer vs. Boris Spassky (1972) se encuentra en este enlace:

Lectura recomendada:

endgameEndgame: Bobby Fischer’s Remarkable Rise and Fall
from America’s Brightest Prodigy to the Edge of Madness
por Frank Brady (2011)
bobby_goes_to_warBobby Fischer Goes to War:
How A Lone American Star Defeated the Soviet Chess Machine
Por David Edmonds y John Eidinow (2003)
Para recibir los próximos artículos puedes suscribirte por email, RSS, Facebook o Twitter @jorgeGer.

Si te ha interesado este artículo tal vez te interesen:

Photo credits:
Bobby Fischer: Photo credit: PhilipRother / Foter.com / CC BY
Taimanov: Evers, Joost / Anefo. Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Netherlands license.
Larsen: De Deen Larsen – Dutch National Archives, The Hague, Fotocollectie Algemeen Nederlands Persbureau (ANeFo), 1945-1989 Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Netherlands license.
Petrosian: “Szukam raju” Iskry, Warsaw 1975. This image is in the public domain because according to the Art. 3 of copyright law of March 29, 1926 of the Republic of Poland and Art. 2 of copyright law of July 10, 1952 of the People’s Republic of Poland, all photographs by Polish photographers (or published for the first time in Poland or simultaneously in Poland and abroad) published without a clear copyright notice before the law was changed on May 23, 1994 are assumed public domain in Poland.
Esta entrada fue publicada en Ajedrez y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Este es tu espacio para opinar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s